POESÍA PARA IPAD


Hay poesía en un iPad. Hay poesía en su diseño, en su concepto y en algunas de sus aplicaciones más interesantes. A través de ellas se vislumbran los albores de una nueva forma de edición y lectura.  “Muerte sin fin”, del mexicano Gorostiza, “Blanco”, de Octavio Paz y “The Wasteland”, de T.S. Elliot (obras que ya abrieron muchos caminos literarios) han sido elegidos para ser convertidos en poemas-aplicación. El resultado es deslumbrante en los tres casos. Sin embargo ofrecen modelos muy diferentes tanto de realización como de financiación y venta que este artículo pretende analizar.


Comencemos con lo que comparten: En estas aplicaciones, además de nuestra lectura interior, podemos escuchar la voz de los propios autores, las declamaciones de grandes actores que se pueden seleccionar en un panel… Podemos ver los manuscritos, vídeos sobre sus autores, obras plásticas y sinfónicas inspiradas en ellos… Todo escogido y presentado de una manera exquisita, con abundantes y discretas notas.

Una de las novedades más llamativas es la posibilidad de compartir las anotaciones al margen del lector, a través de las redes sociales, creando así una gran comunidad lectora.

Estrategias de precios opuestas

Sin embargo el lector que desee escuchar “The Wasteland” leído por Vigo Mortenssen o “Blanco” por Gael García Bernal va a encontrar una diferencia sustancial: mientras que la edición inglesa cuesta 13.99 dólares, la castellana es completamente gratuita.

En el caso del poema inglés los responsables de la aplicación han sido la editorial Faber (donde trabajó T.S. Eliot) y Touch Press, autores de apps distinguidas por su calidad y su precio relativamente elevado.

En el caso de los poemas de Paz y Gorostiza, CONACULTA, la institución pública que coordina la cultura mexicana, y que asume como objetivo principal el “fortalecimiento del idioma español”. Ernesto Miranda, responsable de publicaciones de CONACULTA declaraba al periódico mexicano Vanguardia: “buscamos estimular a otras instituciones, editoriales, académicos y creadores a que encuentren dentro de estos soportes, posibilidades de alcances expresivos. Y a las industrias creativas a estimular a diseñadores y programadores, para que vean que en las aplicaciones de corte cultural puede haber una veta muy interesante para ellos”.

En las palabras del responsable de Faber, Henry Volans, en cambio, encontramos una advertencia: “ser un editor está relacionado con tener un gran compromiso con lo que haces. A veces creo que muchas startups están poco interesadas en esto y más en ser una plataforma de las cosas de otros. Estas dos cosas son bastante distintas. El número de personas que se dedican seriamente a hacer el mejor tipo de libro-apps es actualmente bastante reducido”

Lo cierto es que en Faber, editores de “The Wasteland” afirman en el periódico The Guardian, haber cumplido sus expectativas económicas:“Lo que más nos gusta es que hemos superado nuestras previsiones, ya estamos generando ganancias. Habíamos planeado empezar a tener ganancias en un año, pero ha pasado en unas seis semanas”, dice el director de Faber Digital, Henry Volans. Ellos han apostado por calidad con un precio alto y han tenido buenos resultados.

¿Cuáles han sido las claves? Faber y Touch Press decidieron dirigirse a un público tan amplio como fuera posible, sin caer en posibles acusaciones de rebajar el nivel de un poema escrito por uno de sus antiguos editores. “Si estuviéramos vendiendo a aficionados a la poesía, no habríamos ido a ninguna parte”, explican.

“Hemos disfrutado con la dificultad del poema. Y eso es lo que queremos hacer con so siguientes productos: explicar, ayudar a hacer las cosas difíciles accesibles.

CONACULTA encargó a dos “curadores” la dirección editorial. Enrico Mario Santí, especialista en la obra de Paz y el poeta David Huerta, buen conocedor de la de Gorostiza fueron los encargados. “Blanco fue el poema idóneo para comenzar esta iniciativa digital, ya que desde su concepción original fue pensado como una “sucesión de signos sobre una página única; a medida que avanza la lectura, la página se desdobla: un espacio que en su movimiento deja aparecer el texto y que en cierto modo, lo produce”.

En CONACULTA, como parte de su estrategia difusora han decidido crear páginas como esta: www.muertesinfin.com.mx/ que son versiones accesibles desde cualquier ordenador de sus aplicaciones. El coste de las aplicaciones según el citado Ernesto Miranda, responsable del área de contenidos digitales del CONACULTA oscila entre unos 9000 y unos 12000 euros.
Las tres aplicaciones de las que hemos hablado son referentes en el mundo editorial electrónico por la calidad, la coherencia y la innovación de sus propuestas.  Ah, ¿he dicho también que han tenido miles de descargas?

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s