Audioguías personales

Navegando en internet me he topado con una propuesta que, a pesar de tener un par de años ya, me ha resultado muy interesante. La iniciativa denominada “MoMA Remix” la puso en marcha en 2005 Art Mobs, un grupo formado por profesores y estudiantes que pretendían indagar sobre el uso de las nuevas tecnologías en el arte. Para llevar a cabo la idea realizaron una convocatoria y solicitaron la participación ciudadana en  la elaboración de audioguías no “oficiales” para el  Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA).

En definitiva nos invitaban a  todos a participar en el proyecto elaborando y enviando nuestros propios comentarios sobre las obras exhibidas en el museo. Estas versiones enriquecidas y personales sobre piezas de arte concretas  las cuales serían distribuidas vía podcasting y estarían disponibles para quien deseara descargárselas desde su propia web. Con este trabajo experimental los jóvenes artistas abrían la puerta al diseño de guías personalizadas  y gratuitas.

El museo Thyssen-Bornemisza , preocupado por conocer el grado de satisfacción de los usuarios de este tipo de soportes, realizó hace un par de años un estudio evaluativo sobre aspectos técnicos y de contenidos. Entrevistó a 306 usuarios de audioguías y, a pesar de que en general el grado de satisfacción era óptimo, algunos de ellos expresaron no sentirse completamente satisfechos con aspectos como las locuciones o la comodidad del equipo. Es decir, los visitantes echaban de menos  unos equipos más manejables y narraciones más personales. Las dos características principales de las audioguías personalizadas y gratuitas.

Aunque casi todos los museos se han modernizado y facilitan ya la descarga de sus propias audioguías a soportes móviles como el iPad, un iPhone o un Mp3. No ha ocurrido lo mismo con las narraciones, y a pesar de que la encuesta demostraba una  demanda creciente de locuciones más dinámicas, muchas pinacotecas siguen apostando por los audios excesivamente academicistas. ¿Por qué?  Quizás por miedo a la falta de rigor. Parece que cuesta establecer si esa información que se vuelca de manera altruista en la red es del todo fiable, si está contrastada o si sigue el discurso de la Institución, algo que sí ofrecen las guías oficiales. De hecho los estudiantes de Art Mobs y sus profesores de arte  avisaban de que  no había que tomarse esas guías demasiado en serio ya que en ellas íbamos a oír cosas que probablemente nunca escucharíamos por los auriculares del MOMA.

Buscando en la red propuestas parecidas a la puesta en marcha por Art Mobs me he encontrado con Audioviator, un servicio de audioguías  sobre ciudades y monumentos creadas por los propios usuarios. El servidor, que es gratuito, permite de una manera fácil y rápida ampliar la oferta oficial de los museos y, sobre todo, brinda la oportunidad de escucharlas con antelación permitiendo programar y organizar las visitas.

Y también con una página web que aglutina guías y mapas de toda Italia realizadas por el Instituto Juan de Mairena.

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~41700099/italia/audioguias/audioguias.htm

¿Te gustaría poder acceder a audios más personales sobre obras de arte? ¿Te atreverías a enviar tu propia visión de una obra concreta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s