Open Air Museums

La visita a muchos museos está desde hace relativamente poco tiempo ligada a la experiencia y a la participación activa del visitante. Basta con echar un vistazo a las programaciones de muchos de estos centros para hacerse una idea de la implicación que se pretende crear entre institución y público, generalmente a través de actividades innovadoras. El espacio museístico ha pasado a convertirse en un lugar abierto a la experimentación de sensaciones recurriendo, en muchos casos, a la recreación o recuperación de lugares y situaciones, como por ejemplo un campo de concentración o una aldea Gala. Aunque la tendencia resulta más o menos novedosa dependiendo de la actividad propuesta, existen museos que desde finales del siglo XIX han buscado prácticamente lo mismo. Me refiero a los museos al aire libre, los museos vivos o los ecomuseos, entre otros.

Surgieron en Escandinavia con la idea de mostrar, a través de la reconstrucción de edificios y la reinterpretación de tradiciones y de profesiones ya en desuso, la historia y la cultura de los pueblos. El primero de ellos fue el del rey Oscar II en Oslo. Se inauguró en 1881 y en los planes iniciales constaba de 8 edificios destinados a mostrar la evolución de los tipos de construcciones tradicionales de Noruega, a partir de la Edad Media. Como ocurre con los grandes proyectos, la idea del rey se encareció demasiado y finalmente el museo inicial pasó de 8 a 5 edificios y terminó formando parte en 1890 del Folkemuseum. A pesar de que el proyecto no salió como se había imaginado permitió crear un nuevo concepto de museo en los que se mezclan tanto los recorridos exteriores como las exposiciones en el interior de los edificios. El Folkmuseum introdujo además la presencia de actores y figurantes que se pasean por el recinto junto a cualquiera de nosotros vestidos con trajes de la época  mientras realizan trabajos en la granja, el telar o el aserradero.

Esta idea de mostrar edificios e incluso aldeas enteras a escala real y en muchos casos reproducciones realizadas a partir de los materiales desechados de los edificios originales implicaba la necesidad de contar con grandes extensiones de terrenos al aire libre y de ahí la manera en que han sido definidos. Imitando en parte la idea del museo real en 1891 se fundó en Estocolmo el Skasen, un museo dedicado a la historia cultural y etnográfica de Suecia que se encuentra en la isla de Djurgarden. El Skasen cuenta con 300.000 metros cuadrados, incluye un zoológico y lo visitan cada año 1,3 millones de personas interesadas en conocer los entresijos que esconde una ciudad del siglo XIX.

Desde entonces, en Escandinavia se han fundado alrededor de 1.900 museos de este tipo, pero también en otras partes del mundo como en Irlanda que cuenta con el Beamish Open Air Museum o en Norteamérica, donde se les denomina museos vivos de la historia. Si en Europa, fundamentalmente en los inicios, la tendencia de los museos al aire libre ha sido la de centrarse en la reconstrucción de un tipo concreto de edificio, en América se ha buscado desde el principio la interpretación del espacio. Por eso prácticamente todos los museos vivos incluyen a intérpretes y en otros incluso se invita al visitante  a que pase a formar parte de la figuración y se transforme durante una parte de la jornada en soldado de la Guerra de la Independencia o tripulante de un navío.

El museo viviente está concebido para recrear una cultura, un medioambiente y un periodo histórico determinado. El objetivo es que la visita se convierta en una inmersión total y que las exhibiciones y las actividades programadas permitan experimentar con todos los sentidos. Uno de los primeros museos de este tipo abiertos en Norteamérica fue el Mystic Seaport. Está dedicado a la historia marítima de América y entre otras cosas uno puede subir a bordo de un gran velero, pasear por un pueblo costero del siglo XIX o ver como se trabajaba en un astillero. En 1934 se inauguró el Colonial Williamsburg cuya propuesta nos lleva hasta la ciudad de Virginia en el momento de iniciarse la guerra de la Independencia. Otro museo monumental es el Plantación Plimoth con recreaciones de un asentamiento de la tribu indígena Wampanoag  y una réplica del Mayflower II, en el podemos enrolarnos como parte de la tripulación.

A partir de la llamada nueva museología surgida en los años 70 se empezaron a crear también otro tipo de museos en los que se ha buscado la interrelación del individuo y el patrimonio como los parques arqueológicos o los de recreaciones etnográficas. Unos son más participativos que otros como por ejemplo Arqueopinto, o el poblado troglodita de Acusa. Sin embargo, son los ecomuseos los que de momento representan mejor la idea de los museos al aire libre e interpretativos. Con ellos se abre la puerta a una nueva manera de interpretar la identidad de un lugar que necesita de la participación ciudadana para lograr el objetivo de mejorar el bienestar y desarrollo de las comunidades. Un ecomuseo se entiende en definitiva como una forma dinámica de que las comunidades conserven, interpreten y gestionen su patrimonio favoreciendo el desarrollo sostenible del mismo. En Europa y en concreto en España son muchos los museos de este tipo que han surgido, como por ejemplo El pueblo de Bournat en Francia. El museo etnológico Alma Serrana de Jaén  o el de Cap de Cavalleria donde te proponen que sea tú mismo el que, a partir de información sobre el paisaje natural y cultural de la zona, interpretes el territorio siguiendo diferentes rutas.

Sin pretender comparar unas propuestas con otras en todas ellas el objetivo parece ser el mismo: transmitir información a través de la experiencia personal. Mientras en unas prima la recreación histórica, en otras es la propia historia y la naturaleza la que se impone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s