Cuando tú eres el guía

sumer

En las últimas salidas a museos y salas de exposiciones he notado un aumento de actividades de desarrollo libre para niños y familias. Me refiero a esas propuestas pensadas fundamentalmente para amenizar y dinamizar los recorridos haciendo hincapié en el juego y la asimilación de conocimiento. Y en las que unas sencillas herramientas son suficientes para dar ese plus de calidad y sorpresa al hecho de descubrir por ti mismo verdaderos tesoros culturales y artísticos.

En este sentido, el Museo de América de Madrid inauguró el pasado mes de marzo unas rutas para familias con la idea de acercar sus colecciones a los más pequeños. Se trata de itinerarios que no están pensados a modo de visita guiada, sino más bien como una actividad de carácter lúdica en la que los niños, con ayuda de los adultos que les acompañan, recorren el museo realizando diferentes pruebas propuestas en un cuadernillo.

“La gran aventura de la arqueología” fue la primera de estas propuestas, y su gran aceptación por parte del público ha permitido que el museo nos invite ahora a descubrir las piezas más significativas del periodo virreinal en “Tras la pista de…. los Tesoros Virreinales”. Con el juego como pretexto y la imaginación como aliada los niños investigan libremente por las salas del museo algunos de los aspectos más sorprendentes de esta época histórica y conocen detalles interesantes de algunas de las piezas escogidas. Los itinerarios cuentan con dos propuestas diferentes, una para niños de 3 a 7 años y otra para los de 8 a 12 años. Además, con la intención de motivarlos a participar y a terminar con éxito la visita el museo tiene previsto premiar a todos los participantes con un diploma de detective.

Otra propuesta distinta, pero muy recomendable para hacer en familia es la que nos ofrecen en Caixa Forum con motivo de la exposición “Antes del Diluvio”. La muestra pretende mostrar la importancia que entre el año 3500 y 2100  a.C constituía la creación de una ciudad y en concreto  la fundación de Uruk, en lo que hoy es el sur de Irán. Se trata probablemente de la primera ciudad de la historia, la capital de un inmenso imperio donde convivían más de 40.000 personas y en la que se cree que se originó la primera gran arquitectura monumental, la primera planificación territorial y muy probablemente la primera contabilidad.

Al igual que ya hicieran a raíz de la exposición “Torres y rascacielos. De babel a Dubai”, nos vuelven a sorprender con un espacio delimitado Kids, donde los auténticos protagonistas son los niños. En esta zona infantil los visitantes más pequeños tienen la posibilidad de visualizar un vídeo de dibujos animados especialmente adaptado para ellos, y participar en la construcción de Uru-ul-la, la ciudad de los tiempos lejanos, personalizando una de las casas dedicadas a los dioses sumerios.

Tanto una propuesta, como la otra huyen de complejidades estructurales, pero se apoyan en unos excelentes textos y materiales didácticos para poder ofrecer unos contenidos adaptados y de calidad. Y también en los adultos que acompañan a los niños, a los cuales les toca hacer las veces de guía y de dinamizadores en las actividades.

En definitiva dos sugerencias geniales para pasar un rato en familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s