El Centro Canalejas y la musealización de las obras

Hay una cucharita de helado suspendida en una de las líneas abiertas como mirillas en la valla de acero corten colocada por OHL en su obra de Canalejas, en el centro de Madrid. Es una cucharita minúscula, tal vez dejada allí clavada por casualidad pero que, como el “punctum” de Barthes en las fotos, me golpea.  Hace días que observo esa valla y las lonas de la obra, situada a pocos metros de la Puerta del Sol, cerca de una parada de autobús que frecuento.

El edificio, con sus ménsulas de elefantes, me fascina desde mucho antes, desde que pisé por primera vez la capital. Creo que es el detalle con el que están esculpidas las arrugas alrededor de los ojos y en las frentes elefantinas el que me ha hecho pensar, cada vez que he caminado bajo sus trompas, que la asombrosa mole arquitectónica arrancará a andar a lomos de los paquidermos. No soy la primera en asociar dinamismos a esta construcción. Ramón Gómez de la Serna comparaba el edificio (en su época, el de la compañía de seguros La Equitativa) con un transatlántico dispuesto a zarpar con rumbo desconocido. “La Equitativa, siempre exótica, pone una sombra extranjera en su media manzana”, escribió don Ramón con su exquisita prosa en “Madrid”.

La historia del edificio, construido por el arquitecto José Grases,  está llena de anécdotas, como la que relata el propio Gómez de la Serna sobre la actriz Sarah Bernhardt quien al solicitársele un examen médico en las oficinas de La Equitativa , procedió a desnudarse al instante. 

La exposición que hoy vemos anunciada en las lonas de la obra y que se titula “La Ciudad Habitada, historia de una manzana de Madrid” posiblemente tenga en esta actriz a su mejor eva. Es una exposición que aún no existe, como el edificio que vemos, pura fachada, pues se ha demolido enteramente por dentro para levantar desde abajo un lujoso complejo hotelero y residencial.

Lo que sí que existe ya es el discurso. La valla que rodea la obra sirve de soporte para una serie de fotografías de los ornamentos más identificables del edificio (los pacientes elefantes que esperan en un almacén) y para unas frases que explican los beneficios del proyecto para la ciudad: “Regeneramos el centro de Madrid haciendo que recupere su historia y su esplendor, situándola entre las capitales más reconocidas internacionalmente”, dice una de ellas.

Me gusta mucho esa idea de convertir la valla de una obra en una exposición-anuncio-de-otra-que-será.  Estamos acostumbrados ya a las enormes lonas propagandísticas que cubren los edificios en restauración pero aún no hemos explorado bien las posibilidades que ofrecen las vallas de las obras en el terreno expositivo ni las propias obras como atracción turística. (Ahora recuerdo otra valla que vi este verano en Las Palmas: una larguísima promoción turística impresa a lo largo del paseo de Las Canteras). 

Tal vez la cucharita del helado venía a advertirme de esto. De que, pese al diseño y los materiales, esta valla de Canalejas no se diferencia mucho de las grandes lonas publicitarias. Quizás lo que la cucharita quería señalar es que está muy bien que la obra la haga una empresa española, que dé muchos puestos de trabajo y que se ponga en uso un espacio abandonado pero que las “politics of display”, que diría Sharon Mcdonald, de esta pretendida musealización está demasiado orientada a acallar las polémicas que han rodeado a la obra de Canalejas. Sería pedir demasiado que en sus vallas, la empresa constructora airease sus asuntos, explicase sus avances y retrocesos, sacase a la luz dudas y contradicciones… No iban a dedicarse, además de a “hacer” a “reflexionar”. O quizás sí. Porque es cierto que una obra colectiva de proporciones gigantescas es emocionante, porque es inspirador e interesa y porque la transparencia es un valor en alza. 

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s