Pokemon go home! Los límites de la resignificación en el museo

He visto en la televisión cómo a las playas de Europa llegan mareas arrastrando muertos, cómo los fanáticos asesinan a multitudes y cómo cada día son señalados culpables y corruptos. Pero la revelación del principio del fin me ha alcanzado cuando ha aparecido ese pequeño monstruo virtual, ese Pokemon gaseoso esperando a su entrenador en el Museo del Holocausto.
“¿Cómo podría una sociedad cualquiera existir, subsistir, tomar conciencia de sí misma, si no abarcara de una mirada un conjunto de acontecimientos presentes y pasados, si no tuviera la facultad de remontarse en el curso del tiempo y de repasar una y otra vez los rastros que ha dejado de sí misma? ” se pregunta Halbwachs, el creador del concepto de “memoria colectiva”.
Es el mismo Halbwachs que muere en el campo de concentración de Buchenvald mientras Jorge Semprún recita cogiéndole la mano estos versos de Baudelaire:
¡Oh Muerte, vieja capitana, llegó la hora! ¡Levemos ancla!
Este país nos aburre, ¡Oh Muerte! ¡Preparémonos!
Si el cielo y el mar son negros como la tinta,
¡ya sabes que nuestra alma es resplandeciente!
¡ya sabes que nuestra alma posee mil rayos!
¡Sirvenos tu veneno y que nos reconforte!
¡abrazados por su fuego intentamos alcanzar el abismo, infierno o cielo poco importa,
sumergirnos en lo Desconocido y hallar la Novedad!
Ni “Las flores del mal”, ni Baudelaire, ni Jorge Semprún ni esa memoria que le llevó una y otra vez a Buchenwald para dar testimonio del nazismo, ni Halbwachs ni su idea de memoria colectiva. Nada de eso importa al cazador de pokemons adolescente.
“El tiempo no es real más que en la medida en que tiene un contenido, es decir, en la medida en que ofrece una materia de acontecimientos al pensamiento. Es limitado y relativo, pero tiene una plena realidad” dice Halbwachs reconociendo a los pokemons, aunque ni siquiera sospeche sus poderes, como el de ocupar y modelar el espacio, ese marco tan importante en el proceso de creación de la memoria colectiva.
Yo conozco a los pokemons huidos, yo los he visto esta cálida tarde de domingo estival en mi casa. Tres muchachos han acudido a refugiarse en mi wifi y me los han mostrado. Primero han creado su personaje, bellamente diseñado en estilo manga, buscando el tono de piel más parecido al suyo (los chicos, afrodescendientes, hubieran querido uno más oscuro). A continuación se han puesto a registrar mi hogar en busca de monstruos con gran entusiasmo. Enseguida he pensado en proyectos de realidad aumentada que diseñamos estos años atrás con nuestro equipo y que parecieron demasiado “fantasiosos” en aquellos momentos aunque no eran más que una versión de este juego con componentes más culturales que vinculaban al usuario con la realidad.
Estos días he leído que muchos museos tienen la esperanza de que los visitantes acudan a las paradas fijadas en Pokemon Go y que, además de pagar la entrada, queden fascinados por el arte y las maravillas que encierran en sus vitrinas. Personalmente desconfío de que esto pueda llegar a ocurrir. Pokemon Go tiene una narrativa transmedia muy poderosa, cimentada en series animadas, cromos e historias recopiladas en el siglo XVI en China bajo el título de “Viaje al Oeste”. Los chicos cuando juegan dejan que su imaginación complete la simplicidad de las historias y batallas y toman una posición muy activa. Los museos no deberían dejarse tentar por la posibilidad de ver aumentados los visitantes con Pokemon Go y en cambio deberían aprender de sus capacidades y poderes para poner en marcha sus propios recursos de interpretación y juego para capturar la imaginación y el pensamiento del visitante.
Por otra parte debieran estar muy alerta ante la “resignificación” de sus colecciones y discursos museísticos por parte de entidades y colectivos que han sido capaces de trivializar en un asunto tan trascendente como el holocausto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s