Magia, compromiso y pinturas rupestres

En 1998 la UNESCO declaró Patrimonio Mundial el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica. El Parque Cultural del Río Vero, en la comarca del Somontano, con pinturas en varios abrigos y cuevas, recibió así un gran impulso, que además fue refrendado por un plan de interpretación financiado por la Unión Europea. Proliferaron los centros museísticos,…