Las instituciones culturales quieren ser inclusivas… ¿y su público?

Por más que exista alguna iniciativa por parte de las instituciones culturales por covertirse en “inclusivas”, buena parte del público acude a los templos de la cultura no para reflexionar o compartir una experiencia, sino para sentirse exquisito y moralmente superior. Es un público que actúa como el más tétrico de los censores, como el represor más gris.

Anuncios

Juego con propósito

 Jane McGonigal, sus distintos trabajos y su libro Reality is Broken: Why Games Make Us Better and How They Can Change the World son uno de los referentes más sólidos para entender qué son las estrategias de juego aplicadas a entornos como el educativo o el del cambio social. Por ejemplo, su juego para la…

¡SOCORRO, UN NIÑO EN EL MUSEO!

En cuanto un niño pone un pie en un museo español, todas las alarmas se disparan: los vigilantes se tensan y abandonan sus asientos para perseguir a los sospechosos. La libertad de circulación y la presunción de inocencia se suspenden cuando el sujeto de derecho tiene menos de diez años: “Llévelo de la mano”, “por…